domingo, 30 de diciembre de 2012

Capitulo 1.




-Venga carolina tenemos que irnos.
- ¡Un momento mamá, tengo que asegurarme de que no me dejo nada!
- Hija, vamos solo una semana, ¿Crees que de verdad vas a necesitar tantas cosas?
- Si mamá, se que las necesitaré.
Era Lunes, Lunes 2 de Julio. Los padres de Carolina solían alquilar una casa en la playa de Sitges, en Barcelona por una semana, ya que no tenían más vacaciones. Carolina vivía en Valencia, en la capital, y hasta Sitges habían 315 kilómetros, unas tres horas más o menos.
Se subieron al coche, y Carolina empezó a escuchar música en su ipod, primero little things de one direction, luego call me maybe de Carly Rae, después lágrimas desordenadas de melendi, y así seguidamente, una tras otra. Que bien le sienta escuchar música que la anima, ya que no está convencida de como se lo va a pasar estas vacaciones. En Sitges conoce a gente, pero este año no coincidirá con sus amigos, ya que ellos viven en Madrid, y este año van en Agosto. Le preocupa ese tema, por que no quiere estar sola toda una semana, de echo se había planteado quedarse en casa pero para una semana que puede disfrutar de una playa que no sea la de Valencia... accedió a ir de vacaciones con sus padres.
En las tres horas de camino hacia Sitges, empezó a recordar como fue la semana de vacaciones de el año pasado, se lo paso tan bien con ellos... Sus amigos eran verdaderamente increíbles, estaba Alisa, que era una de sus queridas mejores amigas, Alisa era preciosa pero también era muy vergonzosa, y muy alocada al mismo tiempo, a Carolina le encantaba pasar veranos con ella, pero este año no la podrá ver y eso la entristece, también estaba Ivan que era de todo menos vergonzoso, ¡Se pasaba el verano haciendo locuras! Eso si, siempre sacaba una sonrisa a sus amigos cuando lo necesitaban, también estaban Vanesa, Saray, Miriam, Edu, Luis, Nacho... Este año los iba a echar en falta, de eso no había duda. No quería deprimirse, pero viendo en su blackberry esas fotos tan bonitas que se hicieron en las puestas de sol, esas noches en la playa sin dormir, esos días que se les venían encima, y esas risas que eran inconfundibles. Sin duda no iba a ser lo mismo sin esos chicos con los que había echo tantas locuras.
Ya estaban llegando, Carolina apago su ipod, lo guardo en el bolso que se compro la semana pasada en blanco y salio del coche, cogió su maleta rosa de Paco Martínez y casi sin mirar a su alrededor caminó detrás de su madre hasta el portal del edificio "Residencial vista alegre" Todo seguía igual, el conserje un año más viejo, las escaleras parecían más nuevas ya que las habían pintado. Se subieron en el ascensor, y pulsaron el piso 6 mientras sonaba una música un tanto peculiar. El ascensor paro en seco, "sexta planta" dijo una dulce voz femenina. Enfrente del ascensor estaba su casa, entraron, ¡Que calor! Parecía un horno, Carolina, sin decir nada, se fue hacia su habitación y empezó a  deshacer las maletas, la verdad es que su madre tenia razón y había llevado demasiada ropa para una semana. Empezó a colgarlo todo en el armario, y ordeno toda la habitación a su gusto. Se puso el biquini, cogió su capazo, su toalla, y su blackbery y bajó a la piscina del edificio, ¡Estaba llena de desconocidos! Desplegó su toalla, se tumbó y saco su blackberry para empezar a hablar con sus amigas, de momento no estaba siendo nada divertido....
- ¡Hola! ¿Eres nueva? - Dijo una voz desconocida femenina- Yo soy nueva, y de momento no conozco a nadie.
Carolina se giro, dudaba que le estuvieran hablando a ella pero, ¡Si!  Era a ella, se levantó y comenzó a charlar con la chica.
- Hola, no, no soy nueva, solo que mis amigos este año no han podido venir- Dijo Carolina algo desconfiada.
- Pues, si estas sola, y solo si tu quieres... Podríamos salir a tomar algo, ¿No crees? Este sitio es muy aburrido si no tienes amigos.
-Claro, podríamos salir.- Dijo Carolina ya mas simpática. - Por cierto, ¿Cómo te llamas?
- Me llamo Ariadna, pero puedes llamarme Ari, ¿Cuál es tu nombre nueva amiga? - Dijo la chica en tono burlesco.
- Me llamo Carolina, y no, no puedes llamarme Carol. No me gusta.
- ¡A sus ordenes!
Las adolescentes, ahora amigas, estuvieron hablando un buen rato, dandose sus numeros, sus tuentis, sus twitters, pero derrepente algo les llamo la atención, habian llegado más chicos, y parecian de su edad, ¿Deberían acercarse....?

3 comentarios:

  1. Me encanta como escribes ;) Sigue asi, enserio, lo haces muy bien
    Cuando publiques el siguiente dimelo, puede que tarde algo en leerlo, pero estoy liada, entre leer, escribir y estudiar, pero lo are :)
    Un beso, y aqui para todo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cielo, ahora mismo estoy terminando de revisar el segundo capítulo y lo publicaré mañana.
      Un beso cielo, y gracias <3.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho :) Pero sinceramente, hay alguna que otra falta de ortografía. La trama está bien, pero necesito saber más. ¿Me debe de gusta Carolina? Debe de ser más mona :33 Voy a seguir leyendo :33

    ResponderEliminar